Ganadería - Últimos análisis


Polonia pide a España cooperar para la recuperación económica, la PAC y la peste porcina


Madrid - 2021-02-20 11:07:34
Valoración:       6 votos.
Archivado en:


Polonia aboga por reforzar la colaboración con España en la negociación de la Política Agrícola Común (PAC), en la recuperación de las economías tras la covid-19 y en la lucha contra enfermedades como la peste porcina africana o la gripe aviar.

La economista senior de la Embajada de Polonia en Madrid, Kinga Sokolowska, repasa, en una entrevista con Efeagro, las prioridades en materia de agricultura y comercio, entre las que destaca la negociación en curso de la reforma de la PAC, ante la que este país tiene varias líneas rojas.

El Brexit, la nueva Administración de Estados Unidos o los acuerdos comerciales -como el que la Unión Europea (UE) firmó con Mercosur- figuran entre los asuntos de mayor interés, según la economista polaca.

Polonia es el quinto país de la UE con más población y también el quinto receptor de fondos agrícolas, si bien con el nuevo período presupuestario 2021-2027 se convertirá en el tercer beneficiario de las dotaciones de desarrollo rural.

Dentro del comercio agroalimentario hispano-polaco, España tiene un superávit, que ascendió a 371,1 millones de euros entre enero y noviembre de 2020 (-3,3 % interanual), según datos de la Embajada.

En las relaciones bilaterales con España, la economista polaca destaca la cooperación para finalizar los trabajos sobre la reforma de la PAC, en la gestión de los mercados agrícolas y en el intercambio de experiencias en sanidad animal.

“Ambos países deberían colaborar en la recuperación de las economías después de la crisis pandémica”, subraya Sokolowska.

PUNTOS INACEPTABLES EN LA PAC

En la negociación de la PAC entre el Consejo de Ministros de la UE (Gobiernos) y el Parlamento Europeo (PE), Polonia ve puntos inaceptables, sobre todo aquellos que “complican” la política.

Polonia confía en que la UE acuerde a mediados de 2021 la reforma, pero “la calidad de la negociación es más importante que el ritmo”.

Sokolowska señala que su Gobierno “no aceptará algunas propuestas de la Eurocámara, como por ejemplo “el gasto mínimo del 35 % de los objetivos medioambientales en las ayudas al desarrollo rural”.

También rechaza las ideas del PE "que debilitan los mecanismos de apoyo a las organizaciones de productores”, ciertos cambios previstos en contratos del sector lácteo o en programas para fomentar el consumo de algunos productos en las escuelas.

Por el contrario, Polonia valora “mejoras” planteadas en la Eurocámara, como “un mecanismo de alerta temprana ante crisis, la ampliación de la intervención pública” y “soluciones para fortalecer la posición de mercado de los agricultores y protegerlo contra las importaciones que no cumplan la normativa europea".

AGRICULTURA POLACA Y COMERCIO CON ESPAÑA EN CIFRAS

En el nuevo presupuesto de la UE (2021-2027), Polonia dispondrá de 21.700 millones de euros para ayudas directas y 10.500 millones para desarrollo rural, según los datos de la Embajada polaca.

Será el quinto receptor de fondos agrarios por detrás de Francia, España, Alemania e Italia.

Entre enero y noviembre, Polonia exportó a España productos agroalimentarios por valor de 803 millones de euros; los principales bienes fueron productos tabaqueros (206 millones); carne y despojos de aves de corral (100 millones); varios productos de vacuno (88 millones); trigo sarraceno, mijo y alpiste (44,6 millones); y pan, pasteles, tartas y bollería (33,7 millones).

Por el contrario, Polonia importó durante ese período productos españoles por valor de 1.175 millones, de los que la mayoría son hortofrutícolas, salvo carne de cerdo (143,4 millones) y vino (25,2 millones).

PREOCUPACIÓN POR EL BREXIT

Sokolowska espera que las exportaciones polacas no se vean muy perjudicadas por el Brexit, pero advierte de que puede generar costes adicionales aduaneros.

“Existen riesgos potenciales para la competitividad de los productores de la UE”, subraya.

Entre ellos, menciona un “desplazamiento de las importaciones” del Reino Unido a otros países con los que tenga preferencias, eventuales cláusulas de salvaguardia británicas o problemas para la pesca.

 

Mercedes Salas