Castilla y León recogerá un 34% menos de cereal que el año pasado


Valladolid - 2022-07-14 14:23:12
Valoración:       211 votos.
Archivado en:


El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, ha informado este miércoles de que, en esta campaña, se recogerá en la comunidad unos cinco millones de toneladas de cereal, un 20% menos que la media de los últimos cinco años.

Según los datos de la Junta, se estima que se van a recoger en torno a cinco millones de toneladas, aproximadamente un veinte por ciento menos que la media de los últimos cinco años (6,3) y un 34 por ciento menos que el año pasado, cuando se situó en 7,6 millones.

Por provincias, las de mayor producción son Burgos, con 1,2 millones de toneladas, Palencia (956.000 toneladas) y Valladolid (905.000 toneladas), ya que las tres suman el 50% del cereal de la Comunidad.

En cuanto a superficie, se ha sembrado 1,84 millones de hectáreas, un cuatro por ciento menos que el año pasado y el dos por ciento menos que la media, y se observa que el trigo sigue "quitando terreno" a la cebada y los cereales minoritarios como el centeno o la avena, con una diferencia de 150.000 hectáreas.

Según el análisis de Dueñas, la "mala" cosecha de este año se debe, sobre todo, a las dificultades climatológicas y el mayor problema ha surgido en los "mese clave" de mayo y junio, que han sido "tremendamente secos" y con "unas condiciones térmicas excepcionales" que no se veían desde los años cincuenta.

"Junio ha estado acompañado de mucho calor y lluvias relativamente irregulares, lo cual ha hecho que la cosecha haya sido irregular, pero mala en líneas generales", ha analizado Dueñas, para quien esto ha repercutido, no sólo en la cantidad, sino en la calidad, ya que "el peso específico del cereal es peor que en años anteriores".

A pesar de los malos datos de este año, el consejero ha destacado que Castilla y León sigue siendo "la comunidad autónoma de referencia" a nivel nacional y "el granero de España", ya que representa el 36 por ciento de la producción total del país, que se estima este año entre 14 y 15 millones de toneladas.

El valor aproximado de la cosecha en Castilla y León, según él, es de 1.700 millones de euros, un 17 por ciento más que el año pasado, aunque el "incremento tan brutal en los costes de producción" hace que el margen neto sea "bastante inferior" al de años atrás.

En otro orden de cosas, Dueñas ha informado que este lunes volvió a pedir al ministro del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, la convocatoria de la Mesa de la Sequía: "El planteamiento que tiene él a nivel general de España, con fondos Feader, lógicamente, perjudica mucho a Castilla y León y entendemos que no es la postura", ha criticado.

El consejero dice haber reclamado también "que el Pepac, de una vez por todas, sea claro y ya esté aprobado" para que el sector tenga una certeza de cara a la siembra de septiembre y que en 2023 exista la posibilidad de no rotar y poder sembrar el 5 por ciento de superficie de barbecho, como en esta campaña.

Ha calificado de "ilógico" la propuesta de eliminar las oleaginosas del Plan Proteico a nivel nacional y ha opinado que la solución que ofrece el Plan Estratégico de la nueva PAC "no es la más correcta" para una comunidad como Castilla y León, que este año ha llegado a las 450.000 hectáreas de siembra de oleaginosas.

Por su parte, el presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, ha precisado que las estimaciones de esta organización agraria son algo inferiores a las de la Junta, ya que ellos cifran la cosecha del cereal en 4,5 millones de toneladas, un 30 por ciento menos que la media de los últimos diez años en la comunidad.

También ha llamado la atención sobre el hecho de que este vaya a ser "de los primeros años" en los que va a haber que importar más cereales a España que los que se producen, un dato que ha calificado de "muy malo" para Castilla y León y para el país.

Ha señalado que, debido a las costes de producción "elevadísimos", la rentabilidad de las explotaciones es "nula" o "a pérdidas", por lo que el conjunto del sector agrícola y ganadero "lo está pasando muy mal".

Como paliativo a esta situación ha pedido dos medidas "urgentes": La convocatoria de la Mesa de la Sequía tanto a nivel regional como nacional y que el Gobierno ponga en conocimiento del sector "urgentemente" las normas que van a regir la próxima campaña de siembra para que el agricultor pueda "hacer cuentas".