Cuca Gamarra (PP) pide derogar la protección del lobo y plantea un plan de apoyo a los ganaderos


León - 2022-11-07 15:53:42
Valoración:       21 votos.
Archivado en:


La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha exigido este lunes al Gobierno la "inmediata derogación" de la orden ministerial que establece la protección del lobo.

Además, ha avanzado que su partido trabaja en un plan de choque de apoyo a la ganadería extensiva que incluya medidas económicas con rebajas fiscales y ayudas directas a los profesionales.

Gamarra ha presentado la estrategia nacional de PP para garantizar la supervivencia de la ganadería extensiva en la localidad leonesa de Burón, donde ha estado acompañada por el vicesecretario nacional de Coordinación Autonómica y Local, Pedro Rollán, además de ganaderos de la zona, alcaldes de municipios cercanos, diputados nacionales y senadores, consejeros y diputados autonómicos de las provincias limítrofes.

Ha explicado que en su partido existe mucha preocupación por lo que estar ocurriendo con la ganadería extensiva, "la despensa de hoy pero también la garantía para el futuro", y ha agregado que esa situación de incertidumbre que vive el sector es lo que ha llevado al PP a fijar una estrategia como partido para buscar la protección del sector.

"Hablamos de explotaciones de ganado enfocado hacia la carne y se trata de un sector importante desde el punto de vista económico, social y ambiental", ha recalcado la dirigente del PP, que ha recordado que "aglutina cerca de un millón de explotaciones que exportan a 130 países y tiene un peso en la balanza comercial de más de 9.000 millones".

Según Gamarra, la ganadería extensiva es un sector "prioritario" no solo por su incidencia económica, sino porque da empleo a más de dos millones y medio de personas, y ha subrayado la importancia que tiene desde el punto de vista medioambiental.

"El 46% de la extensión de nuestro país es pastoril y por tanto el efecto que tiene la ganadería extensiva en el mantenimiento de ese paisaje es fundamental y eso es algo que no conviene olvidar", ha agregado.

La secretaria general del PP ha indicado que este sector se enfrenta como todos a la situación de incertidumbre internacional, pero ha recalcado que además hay que sumarle un elemento "que llega directamente del Gobierno de Pedro Sánchez y tiene que ver con el lobo, que se ha convertido en el principal problema que tiene la ganadería extensiva cuando no lo era".

"El problema surge con la orden ministerial que incorpora al lobo en el Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial (Lespre) y por eso el presidente del PP, Alberto Nuñez Feijóo, tienen el compromiso de la derogación inmediata de esa noma porque es perfectamente compatible el control del lobo en el norte del Duero con garantizar la supervivencia de la ganadería extensiva", ha añadido.

Ha precisado que "no hay ningún dato científico que avale la incorporación del lobo en la lista Lespre, que esta generando un gran perjuicio a España única y exclusivamente por un motivo ideológico y es lo que está lastrando al país".

A su juicio, la "ideología" no puede ser lo que dificulte el medio de vida de miles de ganaderos, lastre en asentamiento de población en el medio y rural e impida el sostenimiento medioambiental de montes y parques naturales.

"El PP como siempre ha hecho está al lado del sector ganadero y más ante el problema del lobo por la política errónea ideológica de persecución al ganadero y planteamos soluciones como el plan de apoyo a la ganadería extensiva y la puesta en marcha de una mesa que quiere impulsar el sector escuchando a los ganaderos y yendo de la mamo con ellos", ha declarado.

Gamarra ha advertido de que el sector solo tendrá futuro si se plantea con los ganaderos, "al contrario de lo que hace el Gobierno que va contra sus intereses con la protección del lobo, que está matando rebaños".

Ha subrayado que el PP cree en la España rural y sabe que el asentamiento de población en este territorio pasa por la protección de la ganadería extensiva y de todo el sector primario, y ha reclamado que se agilicen las ayudas a los ganaderos que sufren ataques del lobo.

Al respecto, ha sostenido que 2021 se cerró con más 14.000 agresiones del lobo y 40 cabezas muertas cada día, y ha insistido en que hasta 2021 se demostró que se podría mantener un equilibrio entre la protección del lobo y la salvaguarda de los derechos de los ganaderos.