PAC - General


Después de detenciones en Rungis, los agricultores abandonan el bloqueo del mercado y buscan diálogo con la Asamblea


París - 2024-02-01 14:50:18
Valoración:       214 votos.
Archivado en:


Los agricultores afiliados a un sindicato minoritario, que previamente intentaban bloquear el mercado mayorista de Rungis al sur de París, han abandonado su propósito. Este repliegue se produce tras la detención de 91 manifestantes ayer por intrusión en dichas instalaciones. José Pérez, copresidente de Coordinadora Rural y participante en el convoy de tractores que partió el lunes desde Agen, expresó en una entrevista con el canal BFM que, una vez liberados los detenidos, la prioridad es que algunos agricultores se desplacen en automóvil hasta la Asamblea Nacional para exponer sus inquietudes a los diputados.

Pérez mostró su respaldo a los agricultores detenidos, a los que considera arrestados "por motivos incomprensibles". Anticipó que, una vez liberados, regresarán a sus hogares. La liberación de los últimos detenidos tuvo lugar esta mañana, y uno de ellos, Maxence Whitman, explicó a EFE que los procedimientos en su contra se archivaron, considerando este hecho como "lo principal".

Whitman afirmó que los arrestos tenían como objetivo infundir miedo entre los agricultores y disuadir a otros. Lamentó que el convoy de tractores se haya reducido a una decena en lugar de cien, ya que considera que la situación habría sido diferente con una mayor presencia. A pesar de ello, expresó orgullo por la protesta llevada a cabo.

El convoy de tractores, que partió de Agen el lunes con destino a Rungis, se fragmentó el miércoles al intentar atravesar el río Loira, bloqueado por la Gendarmería. Solo unos pocos tractores lograron llegar al mercado de abastos, donde fueron arrestados tras ingresar a las instalaciones.

La portavoz del Gobierno, Prisca Thevenot, indicó que los detenidos cruzaron una "línea roja" al ingresar en un almacén privado de Rungis y causar daños. Este incidente se produce a pesar de las advertencias del ministro del interior, Gérald Darmanin, quien había dejado claro que no se permitirían bloqueos en Rungis ni en aeropuertos, ni la entrada de tractores en la capital o en otras ciudades importantes.

Mientras la Federación Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (FNSEA), el sindicato dominante, ha respetado estas "líneas rojas", la Coordinación Rural, sindicato minoritario con inclinaciones a acciones más contundentes, desafió las advertencias oficiales al intentar bloquear el mercado de abastos. La policía desplegó un importante contingente en torno a Rungis desde el domingo, pero algunos agricultores lograron infiltrarse a pie en las instalaciones hasta su detención.

Las protestas de los agricultores continúan en distintos puntos del país, incluyendo bloqueos de carreteras y autopistas, así como "operaciones caracol" donde los tractores circulan a velocidad reducida para obstaculizar el tráfico. En otro incidente, alrededor de 200 tractores provenientes de Perpiñán bloquearon el acceso a Francia por la autopista en el paso fronterizo con España de La Junquera.