Ganadería  -  Porcino


Los ganaderos de porcino ibérico asumen otra nueva campaña de la bellota con múltiples incertidumbres y complicaciones, situación que viene cronificándose desde los últimos años y que está poniendo en serio peligro de desaparición el modelo tradicional de la montanera.

La producción interna de porcino disminuirá ligeramente este año y de forma algo más acusada en 2023 debido a la situación de incertidumbre que vive el sector. No obstante, la industria cárnica sigue demandando y cubrirá ese déficit con importaciones, según señalan responsables de ANPROGAPOR

La montanera arranca ya en las dehesas de España y Portugal y es una etapa central en el engorde de los cerdos ibéricos que buscan la excelencia gastronómica en sus piezas porque es la que les permite ser sacrificados para conseguir la máxima distinción: el precinto negro o rojo.

Los cerdos ibéricos están a punto de comenzar su montanera en las dehesas para alimentarse de hierba y bellota, pero la falta de lluvia y el retraso del frío reducirán hasta un 40 % el número de animales en montanera, y los costes de producción pueden subir el precio de los codiciados jamones.

La granja Valdisierro, de la empresa segoviana Icpor Soria S.L., se ha alzado esta noche con el Porc d’Or Ibérico Especial con Diamante, el máximo galardón de los Premios Porc d’Or Ibérico 2022 a la excelencia en la producción porcina ibérica.

La Asociación de Criadores de Ganado Porcino Ibérico, Aeceriber, ha celebrado el jueves 29 de septiembre su XXXVI Concurso Nacional, al que se han presentado buenísimos ejemplares de las 11 ganaderías presentes en la nave de porcino. El ganador del premio a la Mejor Ganadería ha sido Francisco Hernández Benegas, que también ha conseguido el primer premio de Selección Genética del Ibérico ‘Índice Lechón’ y el otorgado por Ibercaja a la Mejor Ganadería y a los mejores animales calificados.